lunes, 16 de septiembre de 2013

Transvulcania 2014

Apuntarse a una UltraTrail es fácil, solo tienes que rascarte un poco el bolsillo y pagar la inscripción. Pero prepararla en condiciones, ya son palabras mayores. En el 2012 ya participe en esta ultra y pude terminarla con mas pena que gloria. Ahora con mas experiencia, pero peor estado de forma, toca tirar de números y hacer cálculos.

Celebrando que por fin había llegado a la meta, Transvulcania 2012.

Para la preparación de la Transvulcania del 2012 metí muchos kms, pero no el suficiente desnivel y lo acabe pagando. Los entrenamientos mas destacados fueron la media maratón de Arucas campo a través, la Transgrancanaria maratón y algunas tiradas por Collserola. 

Cuando tienes falta de entrenamientos en montaña, lo puedes disimular en las subidas. Especialmente si son como en la Palma, donde las subida son fuertes y se camina mucho. Ahí solo tienes que ajustar el ritmo a tus posibilidades para no vaciarte y pagar el precio en horas de retraso. Pero cuando llegan las bajadas, como la que te encuentras casi al final de la Transvulcania que comienza a mas de 2000 metros de altitud y termina a nivel de mar, no hay salvación. En esa bajada pensé que no sería capaz de acabar la carrera por el dolor que tenia en las rodillas.

Para la Transgrancanaria advanced de 83km del 2013 había hecho mejor mis deberes y de no ser por el pequeño detalle de estar lesionado antes de empezar, era la primera vez que me enfrentaba a un reto de esta magnitud con la tranquilidad de saber que estaba preparado y que no debería de tener problemas para completar la distancia. 

Sacando datos de mis entrenamientos y carreras en el historial de mi garmin, he podido comprobar que partiendo de una base solida. La preparación especifica se realizo en solo 5 meses, donde uno de ellos lo dedique casi íntegramente a la preparación de la maratón de GC, prueba en la que precisamente me lesione. Dejando un ultimo mes de preparación bastante comprometido. 

La conclusión es que tengo hasta principios de Diciembre para cultivar una base solida de resistencia y sobre todo averiguar como puedo meter montaña en mis entrenamientos en invierno viviendo en Noruega. Porque en los alrededores de Kristiansand  no hay montañas. Detrás de mi casa hay una sierra donde su altitud máxima creo que es de unos 200m. Por lo que he estado investigando, a 1h30' aprox en coche hay una zona montañosa (unos 1000m de altitud su pico mas alto) pero que en invierno a lo mejor no es la mejor zona para ir a correr. Os dejo una foto que ilustra lo que me puedo encontrar aquí en invierno.


Conseguiré meter suficiente montaña en mis entrenamientos este invierno? Esto aun no lo podre responder, pero seguiré buscando soluciones para poder lograr la resistencia necesaria para afrontar el reto de la Transvulcania 2014. Si alguno tiene alguna sugerencia, de como y donde poder preparar una Ultra en Noruega lo agradecería :)

martes, 3 de septiembre de 2013

Birkebeinerrittet carrera en MTB de 92km

Aunque había participado en un duatlón de montaña, aun no había participado en una carrera que fuese solo de bicicleta de montaña y tenia curiosidad. Así que me apunte a la carrera de MTB mas popular de Noruega, Birkebeinerrittet (Traducción literal, La carrera de ciclismo de Birkebeiner). Dicen que es la carrera de ciclismo con mayor numero de participantes del mundo.


La carrera empieza en Rena y acaba en Lillehammer, con un recorrido de 92km y unos 1550m de desnivel positivo acumulado. Como se puede apreciar en el perfil de la carrera, tiene un circuito de lo mas animado. Pero la climatología quiso darme una experiencia aun mas completa y estuvo lloviendo a intervalos desde el principio de la carrera, hasta el km 70 aproximadamente. Otro detalle a tener en cuenta, es que te obligan llevar una mochila con al menos 3,5 kg durante toda la carrera.


Para alguien como yo, que no va muy seguro en las bajadas técnicas, tener que hacerlas con el terreno mojado iba a ser un gran reto. Pero una vez que estas en la linea de salida, ya solo te queda poner buena cara, extremar las precauciones y disfrutar lo máximo posible. 


En la salida que se divide por olas de unos 300 participantes, ya decido ponerme en la parte de atrás para no ser arrollado y poder calentar bien las piernas. Según dan la salida, salen todos como un tiro y rápidamente me quedo solo atrás. Me da igual, porque se que la carrera es muy larga y mi objetivo es simplemente acabarla y pasarlo bien. Aun así, cuando llega la primera subida, no tardo en alcanzar a los que van cerrando el grupito de mi ola. Poco después nos pasarían los primeros de la siguiente ola, que iban como auténticos torpedos. 


Poco a poco, llego a la primera cima sin mayores problemas y comienzo el primer gran descenso. Tristemente, sufro mas en la bajada que en la subida por falta de técnica y me veo forzado a reducir la velocidad para ganar en control. Lo que propicia que empiece a adelantarme gente por todos lados. Cuando parece que se acaba la bajada, me encuentro con una curva cerrada a la izquierda que no cojo bien y me voy al suelo (km17). Afortunadamente el que venia detrás me evita bien y rápidamente me quito del camino para volver a subirme a la bici y continuar a por la siguiente cima.

Foto de la organización en la primera bajada.
Un poco mas adelante, llegamos a un terreno complicado de superar y todos se bajan de la bici para empujarla (km20). Yo por supuesto al ver que todos se bajan, ni me lo pienso y me bajo también, aprovechando para comerme una barrita mientras empujo la bici. Decir que estoy contento, porque este fue el único tramo que necesite realizar caminando. 


Poco a poco las condiciones meteorológicas van empeorando y el terreno se va llenando de barro. Hasta tal punto que los piñones están tan cubiertos de barro, que empiezo a tener problemas para cambiar. Afortunadamente a lo largo del circuito hay gente con mangueras a presión, para ayudar a limpiar los piñones y platos. Cosa que hago al principio, donde aprovecho también para limpiarme las gafas, porque ya estaba teniendo problemas para poder ver con ellas puestas. Puntualizo que limpie la bici al principio, porque a partir del km40 mas o menos, siempre que encontraba un puesto de limpieza de bici, habían grandes colas y con la que estaba cayendo y a unos 10 grados de temperatura, no me apetecía estar allí parado hasta que me tocase mi turno.

Foto del año pasado, que refleja el estado de algunas zonas de este año.
Del km48 al 68 sufro bastante con los cambios, pues ya no puedo cambiar cuando yo quiero, si no cuando la bici me lo permite, ... también intuyo que me ha entrado barro en los frenos de disco, pues me van haciendo ruido y cada vez me cuesta mas moverla. Todo esto unido a que el terreno estaba bastante embarrado hicieron que tuviese que esforzarme al máximo.

Después del km68 y a falta de solo 24 kms empieza la parte mas favorable, ya que casi todo lo que queda es asfalto y bajada con pequeños repechos. Encima se empiezan a ver claros con sol y aquí me doy cuenta que esto ya casi esta hecho y empiezo a disfrutar de cada kilómetro al máximo. Al llegar a Lillehammer, me encuentro con un día soleado y unas vistas geniales del lago Mjøsa. El sufrimiento de los kms posteriores ya pertenecen al pasado. 


Para mayor belleza, la carrera termina justo donde están las instalaciones de las olimpiadas de invierno del 94, pasando justo antes frente a las pistas de salto, un momento que siempre se me quedara grabado en la memoria. Eso si, 500m después hay una bajada de picón suelto, con una pendiente que quita el hipo y que por supuesto termina con una buena curva a la izquierda, para que nadie se relaje antes de tiempo.

Foto encontrada en google de ejemplo
Foto encontrada en google de ejemplo de la ultima bajada
Finalmente cruzo la meta en 5h16' de una pieza y muy contento por haber conseguido terminarla. Ahora ya soy un Birkebeiner!! Aun no tengo claro lo que eso significa, pero es como se denominan aquí a los que terminan cualquiera de sus pruebas.



Después de cruzar la meta te revisan el peso de la mochila, te quitan el chip de la pierna, te dan un pin conmemorativo de la carrera y mas adelante un diploma. Sobre los avituallamientos durante la carrera decir que estuvieron muy bien, plátanos, pasas, bebida energética, coca cola, agua, galletas de avena con chocolate, panecillos y probablemente algo mas que no habré visto con la que me estaba cayendo ;) El avituallamiento de la meta estaba genial, aparte de las cosas normales que siempre encontramos, tenían pequeños paquetes de papas fritas, sopa de tomate calentita con cachos de pan dentro, rebanadas de pan para acompañar y lo que mas me gusto, batidos de chocolate de la marca "Tine" ricos en proteínas y se podía repetir tantas veces como querías. Lo único que se echo en falta, es que no había cerveza para recuperar las sales minerales :-)