sábado, 30 de junio de 2012

Cambio de aires


Estas últimas semanas no podría decir que han sido las de mayor actividad deportiva de mi vida. Hay muchos factores que han influido y ninguno preocupante. Eso si, grandes cambios a nivel personal se están produciendo en estos días y me gustaría compartirlos con vosotros.

El más grande, es que Kristine (mi pareja) y yo nos mudaremos a Noruega (Kristiansand) en Junio del 2013. Ambos estamos muy ilusionados con esta idea a nivel personal y laboral… a nivel deportivo no se si podré seguir con los triatlones, pero seguro que mejorare mis habilidades en el esquí de fondo :)

Una vez tomada esta decisión, han cambiado algunas prioridades en nuestras vidas que parecían claras hasta entonces. Por ejemplo, después de 4 felices años en Barcelona, el 28 de Septiembre nos despediremos de esta preciosa ciudad, dirección a Las Palmas de Gran Canaria hasta que nos vayamos a Noruega.

En ese tiempo me dedicare a disfrutar de mi familia y amigos, a estudiar noruego, a realizar un Master y por supuesto a entrenar duro para ser capaz de realizar mi sueño de ser Finisher en el IRONMAN de Lanzarote.

Una vez dicho esto, nos os aburro mas y os comento que el fin de semana que viene hare el Trail corto de Andorra (35km 2500D+ y 3500D-) para el cual no llego en mi mejor momento de forma, pero si con muchísimas ganas. Pues llevaba mucho tiempo con ganas de subir al Comapedrosa, el pico mas alto de Andorra (2942m) y tener la oportunidad de subirlo de esta manera realmente me encanta!!

Aquí os dejo el perfil del Trail.

lunes, 18 de junio de 2012

Triatlón Sprint de Banyoles


Este sábado hice el triatlón sprint de Banyoles. Dicho tri era clasificatorio para el campeonato de España por Grupos de edad y se vio muy buen nivel, aparte de una organización muy buena.

Por mi parte decir que ha sido de los peores triatlones sprint que he hecho, pues acuse la falta de entrenamiento para este tipo de distancias tan explosivas, aunque eso no impidió que lo pasara muy bien.

Para empezar, en las salidas salíamos con 3 minutos de diferencia entre los distintos grupos de edad. Por lo cual Andres y Alvaro salieron 3 minutos antes de mi salida. Yo saldría con Adolfo y 6 minutos después saldría Carlos.

La salida de natación fue genial, todos juntos formando una línea única y saltando de cabeza al sonar la bocina. Nunca había hecho una salida así y me pareció muy divertida. Puedes notas toda la intensidad con la que se empieza este sector, pero no te pasan por encima.


El único problema es que me deje llevar por la emoción de la salida, yendo demasiado rápido en los primeros 150 metros y pagándolo después. Ya que tuve que bajar el ritmo y me descolgué del grupo, perdiendo la posibilidad de seguir algunos pies que me fuesen guiando.

A la altura de la primera boya iba muy relajado y al ver que no había casi nadie a mi alrededor la intento pasar lo más cerca posible.  Con la mala suerte de los nadadores de la siguiente salida me pillaron justo en la boya y me pasaron literalmente por encima. Lo que me obligo a marcarme un sprint de 25m para escapar del agobio, seguidamente me toco tirar de braza para bajar las pulsaciones y reubicarme, pues ya no sabia si tenia que seguir recto o girar. Una vez situado, sigo hasta los últimos 50m muy suave. Al ver que ya casi estaba, volví a subir el ritmo dándolo todo que se me estaban echando encima los de la cuarta salida.

Saliendo del agua, con un tiempo bastante malo, 18’25” y siendo consiente de ello, intento hacer una T1 rápida para recuperar tiempo. Pero al subirme a la bici y dar las primeras pedaladas, me noto que no tengo piernas. Por lo que me es imposible enganchar con ningún grupo y todos me pasan como si fuesen en moto. Para terminar de confirmar que en la natación me he dormido veo como uno de los que me adelantan con la bici es Carlos, que empezó 6min después que yo.

Afortunadamente el circuito de bici no era plano, lo cual me favorece pues no voy mal cuesta arriba, dándome así la oportunidad de recuperar piernas y empezar a coger ritmo. En las bajadas empiezo a sentirme más cómodo, pero no lo suficiente como para ir a rueda. Por lo cual hago casi todo el circuito de bici sin ir a rueda, con el esfuerzo que conlleva, pues en las zonas ventosas costaba mucho mantener el ritmo.

Me baje de la bici con un tiempo en este sector de 39’27” y con ganas de correr, pero nada mas empezar noto que estoy pagando el esfuerzo y voy clavado. Me cuesta mucho acelerar la frecuencia de zancadas, parece que me haya pasado un camión por encima y la primera vuelta se me hace eterna. Lo bueno de ser un circuito, es que te vas cruzando con los amigos que están compitiendo y eso me va animando.

Al comienzo de la segunda, me noto que mi cuerpo va un poco mejor y empiezo a subir un poco el ritmo. Me alegra ver que mis piernas van respondiendo, aunque las pulsaciones van subiendo bastante. Aun así el ultimo kilómetro, apretó un poco mas y acabo este sector en 19’11”. En esta ocasión con mas pena que gloria, hago un tiempo total de 1h17’03”

Andres, yo, Alvaro y Carlos.

jueves, 7 de junio de 2012

Trail Els Bastions, 50km y 3500 D+


El plan para este Trail era ir con mis amigos Marc y Yannick a disfrutar de la montaña, olvidarme de los tiempos y hacerlo de principio a fin con ellos.

Llegando al Vall de Nuria después del cremallera. 
Momentos antes de la salida, con todo preparado.
Con esta idea empezamos el Trail a las 10:30 am y con un sol matador, saliendo desde el Vall de Nuria a unos 2000m de altitud dirección al Puigmal a 2913m. Salimos trotando a buen ritmo hasta que pillamos la primera pendiente fuerte, donde nos ponemos a caminar y yo les voy marcando el ritmo. Un ritmo ni muy suave ni muy fuerte, lo justo para no dormirnos, pero guardando fuerzas que el día iba a ser largo. Aun así, no llevando un ritmo exigente pasamos a varios participantes y hago cima en 1h20’.

La llegada de Yannick a la cima.
La llegada de Marc a la cima.
Al final de la subida, Yannick y Marc se quedaron un poco mas atrás y aproveche en la cima para comer algo y sacarles unas fotos a su llegada. Una foto todos juntos y a seguir dirección al pico de Finestrelles, después al pico de Noufonts, Noucreus, Fossa del Gegant, hasta el coll de Tirapits (que seria mas o menos el km 17). Esta para mi es una de las partes mas bonita de todo el circuito, pues una vez que subes al puigmal, vas cresteando de un pico al otro.

Foto de grupo en la cima del Puigmal.
Tengo que decir que del Km10 al 15 de repente nos cubrieron unos nubarrones negros enormes, con el resultado de una granizada impresionante, que después se convirtió en lluvia. Por lo cual entre esta lluvia y la cantidad de nieve que nos encontramos por el camino, nos dejaron los pies bien mojados y los cuerpos bastante fríos. Llegando incluso a tener las manos tan frías (medio dormidas), que tuvimos dificultades para recargar agua en el primer avituallamiento.

Yannick y Marc pasando una de las crestas.
Comienzo de la subida al Finestrelles.
Marc y Yannick ya con los nubarrones justo detrás.
A partir de este punto, empezaron los problemas para Yannick, pues no se encontraba muy bien ni física, ni mentalmente. Por lo que al llegar al avituallamiento del Coll de la Marrana en el Km 20, hicimos una pausa para que el pudiera comer y descansar un poco para ver si en la siguiente bajada su cuerpo conseguía reponerse. En ese mismo punto decidimos separarnos, pues Marc se estaba quedando frio (solo llevaba un cortavientos fino) y decidimos que mejor yo me quedaba con Yannick y que Marc fuese bajando para volver a entrar en calor. Con la esperanza de volver a unirnos mas adelante, pero tristemente no nos volvimos a ver hasta llegar a la meta.

Marc cuando nos estaba cayendo el granizo.
Yo abrigado con todo lo que tenia ....
La siguiente bajada la hacemos con mucha calma, para ir recuperando y afrontar con garantías la subida al pico Balandrau. En la subida poco a poco, noto que va mejorando y en la bajada se confirma la mejora física y conseguimos trotar bastante. La bajada era muy larga, del km 25 al 39. Donde, por supuesto no todo fue bajada constante, pero si casi todo.

Las vistas que teníamos en la subida al Balandrau.
En el km39 llegamos al pueblo de Pardines y nos quedaban ya solo 10km, subir al Taga (unos 800m de D+ en 5km) y bajarlo dirección a meta en Ribese de Freser (unos 1100m de D- en algo menos de 5km). En este punto Yannick decide abandonar, pues venia muy tocado y sabia que seguir en esas condiciones, podría llevar a una lesión.

En este momento llevábamos ya 9h18’ de carrera, lo que me situaba en una situación complicada. Eran las 19h48’ de la tarde y tenia claro que si seguía en solitario se me haría de noche llegando a la cima del Taga. Teniendo que afrontar la ultima bajada con el frontal y el cansancio acumulado después de tantas horas. Que al esfuerzo del día, había que sumarle el que solo habías dormido unas 4h30’ la noche anterior, pues salimos desde Barcelona a las 5am para recoger los dorsales y pillar el cremallera a la zona de salida. Pero pensé, que yo había venido hasta aquí para terminar la carrera y que si no estaba lesionado, que no era el caso la acabaría sin importarme el cansancio, la oscuridad o el crono.

Unas vez decidido que iba a continuar me pille algo de comer y sin mas demoras me puse en marcha. En la subida conseguí adelantar a unos cuantos corredores, sobre todo en la parte final de la ascensión, donde se veía que a estas alturas ya íbamos todos tocados. Tarde 1h44’ en alcanzar la cima, que por cierto logre justo cuando empezaba a anochecer y rápidamente comencé la bajada.

La bajada se me hizo muy larga, pues comencé a tener problemas en el tendón pre-tibial izquierdo, mas las molestias normales a estas alturas de rodillas (Tengo que empezar con ejercicios de fuerza). Pero ahí no quedo la cosa, pues en el ultimo tercio de la bajada me doble ligeramente el tobillo derecho, lo que me obligo a caminar bastante hasta que volvió a calentarse y pude continuar. Terminando la bajada en 1h12’ y cruzando la meta en un total de 12h14’. Posición 97/155.

Alegría después de acabar esta aventura.
Foto de grupo después de un largo día.
Conclusión final,  cada vez me gustan mas estas carreras largas, donde nunca sabes como va a responder tu cuerpo. Pues como me decía Yannick, todas son muy distintas, ya sea por la climatología, el desnivel acumulado, el terreno por que vas o simplemente las reacciones de tu cuerpo, pues son muchas horas y la alimentación, junto con la hidratación son importantísimas. Por lo cual estas carreras se acaban convirtiendo en retos, donde lo mas importante es acabarlas. Y cuando las terminas, la sensación de satisfacción que te invade es enorme!! Es algo que hay que vivirlo, sufrirlo y disfrutarlo para apreciarlo.