lunes, 27 de febrero de 2012

Crónica Media Maratón de Barcelona

Esta carrera me la tome como prueba de fuego para ver si soy capaz de usar las carreras como parte de mi entrenamiento sin exigirme mucho, para que al día siguiente no me influya en mis entrenamientos. Por lo cual mi plan era salir a 5:00/km y aguantar así los primeros 15km, para después hacer los 6 últimos en mi rango anaeróbico.

Esta vez comencé la carrera con Oscar, Yannick y Marc. Los primeros metros fuimos mas lento de lo previsto, debido a la gran cantidad de gente que había, lo que nos imposibilitaba mantener bien el ritmo. Pero poco a poco fuimos recuperando esos segundo que habíamos perdido y ya casi en el km 3 estábamos a 5:00/km de media. En esos momentos iba con Oscar solo, pues Marc y Yannick se habían quedado algo retrasados.

Pasamos el Km 5 en 25’09” estábamos clavando el ritmo y las sensaciones eran muy buenas. Así seguimos hasta el km 6 aproximadamente donde Oscar se empezó a encontrar algo cansado, con las pulsaciones altas y decidió aflojar el ritmo para poder acabar con garantías. Momento en el que me planteo que hacer, si seguir a 5:00/km o quedarme con el un rato para esperar a Marc y Yannick, pero finalmente decido seguir a mi ritmo, aunque eso pudiese suponerme ir solo el resto de la carrera.

Aproximadamente en el Km 8 me lleve la alegría de la mañana, llevaba unos minutos pensando que hacer, seguir a 5:00/km siguiendo mi plan original o subir el ritmo para que se me hiciera mas corto el recorrido. Cuando de repente veo que me adelantan por la derecha Marc y Yannick que venían a unos 4:30/km y por supuesto me enganche con ellos sin pensarlo, dejando de lado mi plan original. Que puedo decir, la alegría de poder seguir corriendo con ellos pudo con la idea de ir mas suave.

Pasando así el km 10 en 49’15”, haciendo estos 5km (5-10) en 24’06”, las sensaciones seguían siendo muy buenas y me lo estaba pasando muy bien. Además, hacia un día soleado espectacular, por lo que fue precavido y me forcé a tomar un poco mas de agua de lo que normalmente tomo para evitar problemas.

Sobre el Km 13 me despegue un poco de mis amigos, no se exactamente si porque yo subí el ritmo o porque ellos lo bajaron, la cuestión es que me volví a quedar solo y como en los kilómetros que fui con ellos, no me había fijado mucho en los ritmos, pues iba distraído hablando. No sabia bien cual era mi ritmo medio y al pasar por el km 14 las matemáticas no me acababan de cuadrar. Por lo que decidi esperar a pasar por el km 15 y así sacar conclusiones de cómo iba.

Pase el km 15 en 1h12’40”, haciendo estos 5km (10-15) en 23’26”, en este momento no sabia a que ritmo de media estaba corriendo, pero lo que si sabia es que en mis cálculos de salir a 5:00/km tenia que haber pasado por el km 15 a 1h15’ lo que me decía que si fuese toda la carrera a ese ritmo acabaría en 1h45 y por ahora estaba recortándole 2’20”. Acercándome así a el tiempo delaño pasado 1h42’. Pero dejándome lejos aun de mi MMP que conseguí en GC de 1h40’.

Llegado este momento no sabia bien que hacer, ya estaba claro que mi idea de usar esta carrera como un entrenamiento no había funcionado, que mejorar mi MMP estaba complicado, por lo cual opte por mantener el ritmo y ver que tiempo conseguía. Para mi sorpresa, vi que no estaba solo siendo capaz de aguantar el ritmo, si no que era capaz de subirlo ligeramente. Me sentía muy bien de piernas y me deje llevar.

Pasando así por el km 20 en 1h34’18”, haciendo estos 5km (15-20) en 21’38”. Hasta este momento no me había dado cuenta que tenia en mi mano mi MMP, pero ahora sabia que si mantenía el ritmo lo conseguiría … de piernas seguía bien, pero las pulsaciones ya estaban en 185bpm. Por lo que me toco regular un poco, corriendo el ultimo km en 4:27/km consiguiendo así acabar en 1h38’45” mejorando así mi MMP y acabando con muy buenas sensaciones. Algo que me hacia falta para afrontar en un mes la Maratón de Barcelona con mas confianza.

Entrando a la meta.
Tiempos y posiciones por parciales.

Y este sábado, la maratón de la Transgrancanaria … que ganas!!!

domingo, 19 de febrero de 2012

¿Ir a carreras para preparar otras carreras?

Pues este es el lema de este año, ¿buena o mala idea? Pues depende… según lo veo, con tantas carreras podría ir acumulando cansancio y no llegar en condiciones a mis 2 grandes retos de esta temporada.

Aunque, mi idea es algo distinta, esta consiste en ir a muchas carreras pero tomándolas como si fuesen un entrenamiento. Lo que me supone, no ir a saco en ninguna de ellas y por lo tanto no acabar muy cansado. De esta manera el lunes podré seguir entrenando con normalidad y no necesitare un par de días de recuperación (activa/pasiva).

Parte positiva, me lo pasó en grande haciendo distintas carreras, veo a muchos amigos y aunque parezca una tontería, me quito de encima la presión de ir a mejorar mis tiempos. Si se mejoran bien y si no, pues no pasa nada. La cuestión es salir de la monotonía de los entrenamientos y pasarlo lo mejor posible.

Lo complicado de esto, es no calentarme en la mitad de la carrera y como de costumbre olvidarme de mi plan original y acabar dándolo todo. Lo que normalmente suele llevarme a terminar muy cansado y pagarlo a la semana siguiente no rindiendo adecuadamente en los entrenamientos. Cosa que a final de la temporada me da igual, pues ya voy tirando con el estado de forma adquirido. Pero ahora, que para mi esta empezando la temporada y mi estado de forma esta lejos de lo necesario para ser capaz de acabar sin sufrir en exceso la Transvulcania y mi primer 1/2 Ironman… simplemente no me lo puedo permitir.

En verano revisare como ha ido mi “gran idea” y actuare en consecuencia, espero que esto salga bien o me quedara mucho sufrimiento por delante…

Próxima tirada larga… Media maratón de Barcelona!!


martes, 14 de febrero de 2012

Media Maratón de montaña ciudad de Arucas

Este domingo tuve la suerte de volver a coincidir con Luisa, Manuel y Quique, antes de una carrera. He de reconocer que al leer sus blogs asiduamente, te da la sensación de conocerlos desde hace mucho tiempo, aunque solo nos hayamos visto 2 veces. Nos sacamos la foto de rigor, que ya añadiré mas adelante, pues en esta ocasión no use mi cámara. 

Un poco mas tarde me encontré con Rayco, un amigo del barrio, con el que antes compartíamos la afición del baloncesto y ahora la de correr. Mi padre también estaba por allí, aunque esta vez no se vistió de corto, pero fue a darme ánimos y de paso a sacarme alguna foto para el recuerdo.

Rayco, yo y Luisa.
Y con este tipo de cosas me fui despejando, porque horas antes, la foto era bastante distinta. Me explico, en esta ocasión me baje a Gran Canaria por la boda de unos amigos y de añadido me apunte a esta carrera. La verdad es que no estaba al 100% de ser capaz de levantarme para correr, pero esta pasión no tiene límites. Con menos de 3 horas de descanso, me levante algo perjudicado, pero a trancas y barrancas conseguí prepararme para salir.

Miguel, yo e Iban la noche antes de la carrera.
Con estas premisas, tenia claro que si quería ser capaz de terminar la carrera tendría que salir muy tranquilo e ir viendo poco a poco como evolucionaba mi cuerpo. A todas estas, había que añadir otra preocupación. Y es que el martes por la noche corriendo con el frontal, me había torcido un poco el tobillo y gracias al crack de Oriol (mi fisio), que me atendió el jueves, me dejo preparado para poder correr sin molestias.

Nada mas empezar la carrera, aunque estaba advertido por Manuel de salir rápido para evitar atascos, me quede en la parte de atrás, pues no estaba como para tirar voladores. Por lo cual, me comí todos los atascos posibles al principio. Pero según se abrió un poco el camino y yo empezaba a calentar el sistema fui adelantando a otros corredores. Sin darme cuenta el pelotón ya se había estirado y la carrera cogió otro color. Pues a mí, que me gusta bajar rápido, necesito tener al menos 3 metros de visibilidad para asegurar donde voy a poner mis pies y cuando encuentro trafico en algún senderillo, lo paso mal. Ya que no me queda más remedio que bajar la velocidad y extremar las precauciones para no dejarme un tobillo por el camino.


Al llegar al km5 donde estaba el primer avituallamiento, me sorprendió ver que la gente no se paraba para beber. Parecía una media maratón de ciudad, donde te bebes lo que puedes y como puedes para no perder el ritmo. Yo sin embargo, pare unos pocos segundos y me tome mi vasito de bebida isotónica tranquilamente. Esta vez no quería arriesgarme a deshidratarme, menos después de todo el vino que había tomado la noche anterior.

En la segunda y ultima subida del circuito, si que seguí las recomendaciones de Manuel y camine un tramo que se me estaba atragantando, para no pagar el esfuerzo en la segunda vuelta. Por cierto las bajadas eran geniales, senderillos estrechos y alguna que otra bajada técnica. Lo estaba pasando como un niño pequeño dando saltos por la montaña. Para acabar la primera vuelta te hacían pasar nuevamente por la pista de atletismo, donde estaba el arco de meta con el reloj y pude ver que la había hecho en 56’39”, mucho más rápido de lo esperado.

Al empezar la segunda vuelta y llegar a la primera subida, pude ver que ya no iba tan sobrado. Se me paso por la cabeza ponerme a caminar un poco, como estaban haciendo otros corredores, pero me dije a mi mismo que mejor bajar el ritmo y subir despacito que ponerme a caminar, ya que la pendiente no era fuerte. La estrategia ahora era aguantar en las subidas y recuperar en las bajadas. También tengo que decir que el circuito era bastante rápido y te permitía hacer esto. Como me dijo Luisa, en vez de una carrera de montaña típica, parecía un cross duro, porque le faltaron subidas duras.

En la última subida, volví a caminar en el mismo tramo donde lo hice en la primera vuelta, esta vez para conseguir bajar un poco las pulsaciones que ya iban a tope. Afortunadamente mientras caminaba me bajaron un poco y pude seguir sin mayores problemas. Ya en estos últimos kilómetros fije un ritmo cómodo, diciéndome a mi mismo, que esto era un entrenamiento y que no hacia falta forzar la maquina. Aunque en los últimos metros, cuando entrabas al campo de atletismo y tenias que dar una vuelta para acabar, volvieron las ansias y según me iba acercando a la línea de meta, iba subiendo el ritmo. Para acabar finalmente en 1h49’ y lo mejor de todo, acabar con buenas sensaciones.

Ultimo esfuerzo ...
Cansado, pero contento!!

lunes, 6 de febrero de 2012

Duatlón de Calafell

Ayer domingo, hice mi primer duatlón de carretera de la temporada (5k run + 20km bike + 2,5km run), para el cual llegaba con muchas ganas. Pues este año quería haber empezado con los duatlones de montaña, pero no pudo ser posible debido a mi caída con la btt. Ahora aunque sigo teniendo el dedo con forma de morcilla, ya he recuperado casi toda la movilidad y puedo sentirme seguro en la bici.

El día de la carrera empezaba con mucho frio y viento, lo cual hacia que bajase la sensación térmica. Pero nos abrigamos bien y para ya que nos fuimos. Yo salía en la segunda salida, teniendo que esperar 1h por los alrededores donde se me estaban empezando a quedar medio dormidos los ñoños (dedos de los pies) por el frío. Ya en el calentamiento (con el polar puesto) me empezaron a coger temperatura.

Salí en la parte de atrás para no verme influido por la velocidad de los otros y empezar tranquilo. Me gusto bastante la experiencia, pues aunque hice los primeros 5kms tranquilo siempre fui adelantando a otros corredores.
Datos del gps: 4.13km en 17’19” ritmo de 4:12/km

En la T1 (transición 1) hice el cambio de guantes, pues llevaba unos finos para correr y unos mas gruesos para la bici, que mejor asegurar que llegar con los dedos azules. Empecé este sector muy bien, me sentía fuerte y me puse a tirar por mi cuenta sin encontrar a nadie con un ritmo similar al mío. Las veces que conseguía ponerme a rueda de alguien era para ir mas lento que cuando yo iba tirando, pero lo necesitaba para poder descansar y volver a coger fuerza. Ese podría ser el resumen de las 2 primeras vueltas.

En las 2 ultimas vueltas, la cosa ya no fue tan bien, empecé a acusar el esfuerzo de ir tirando yo casi todo el rato con el viento en contra y acabe por ponerme con un grupito que había pasado unos minutos antes para poder recuperar. Pero en la última vuelta apretaron y en la primera curva me quede cortado. Creo que es lo que comúnmente se llama el latigazo. Afortunadamente no fui el único y con otro que se quedo atrás nos ayudamos mutuamente haciendo relevos hasta el final, eso si, ninguno de los dos iba sobrado y la velocidad era baja. Aun así lo pase muy bien, pues es muy divertido ponerte a hacer relevos.

En este sector, tengo que agradecer a Oscar y a su tío Jaume los ánimos que me iban dando en cada vuelta y es que siempre se agradece bastante, pero especialmente cuando vas justo de fuerzas.
Aquí con el gps siempre me lío y acabo por incluir las 2 transiciones, por lo que pongo los tiempos oficiales: 16km en 34’15” ritmo medio: 28km/h

En el último tramo empecé a correr muy tranquilo pues mis piernas no me dejan hacer otra cosa. Poco a poco fui cogiendo ritmo, lento… pero ritmo. Hasta que llegue a la zona donde esta Oscar y Jaume, donde Oscar se puso a correr conmigo un rato para animarme y me hizo subir el ritmo temporalmente. Una pena que según se paro, a los pocos segundos mi ritmo volvió a bajar. Después de dar la vuelta, cuando afrontaba la recta final, me volví a encontrar con Oscar que volvió a trotar un rato conmigo animándome para que subiera un poco el ritmo y aunque ya iba bastante cansado, consiguió que lo aumentase un poco. Grande Oscar, grande!!
Datos del gps: 2.54km en 11’48” ritmo de 4:39


Acabando así con un tiempo total de: 1h03’24”


Conclusiones de esta carrera: Hay muchas ganas, creo que hay piernas y digo creo porque cuando subo el ritmo las noto bien, pero las pulsaciones siguen subiéndose demasiado rápido. Por lo que ahora toca ser paciente y seguir trabajo para mejorar el estado de forma.

Próximo evento, el domingo 12 la media maratón de montaña de la ciudad de Arucas, Gran Canaria.