lunes, 28 de noviembre de 2011

Se me aleja la maratón de gran canaria

Después de lo que estaba pareciendo una recuperación bastante rápida, donde había vuelto a correr con cierta comodidad. Con ritmos un poco lentos, pero que teniendo en cuenta que 7 días antes me había metido un buen piño con la btt… puedo decir que estaba con la moral por las nubes.

Sobre todo porque veía que podría ser capaz de entrenar lo suficiente para intentar aguantar toda la maratón corriendo a 5min/km y conseguir mi sueño de correr en 3h30’ una maratón.

Pero la realidad me golpeo de repente, después de mi sesión de 21km el domingo pasado se me volvió a inflamar la cadera. Inflamación que por lo que parece vino para quedarse… pues después de ese día no he vuelto a entrenar y la inflamación casi no ha remitido. Ahora podría decir eso de, “Hola me llamo José y hace 8 días que no entreno”. Lo peor es que me siento bien, con muchísimas ganas de correr y entrenar.

Y ahora os explico porque llevo 8 días totalmente parado y probablemente siga así mínimo otra semana más … El día del accidente se ve que con el impacto separe el tejido celular subcutáneo de la cintilla iliotibial (dicho de otra manera, 2 capas de carne que tienen que estar unidas, ahora están separadas). Rompiendo así varios vasos sanguíneos que había entre ellas y en consecuencia sangrando interiormente. La unión de esa sangre con otros líquidos formó la inflamación.

Detalles que desconocía y que el medico que visite el lunes después del accidente, no supo comunicarme correctamente. Según su teoría la cadera estaba inflamada por el golpe y poco mas. Por lo que me anime a preguntarle cuando podría volver  a correr de nuevo y me dijo que según se me fuese bajando la inflamación que fuese haciendo si no dolía.

Aquí llego mi momento de insensatez unido a la falta de información, pues no sabia que si me pasaba con el ejercicio, circularía mucha sangre por la zona y volvería a sangrar internamente. Ahora lo veo claro, es como tener un escape en las tuberías, a más agua que pasa, mas agua gotea. Obteniendo así lo inevitable, la inflamación de la cadera que estaba bajando poco a poco, volvió a crecer y según mi traumatólogo me podría tardar unos 6 meses para que se reabsorba y desaparezca totalmente.

Como no se puedo cambiar el pasado, no vale la pena darle muchas vueltas. Ahora toca mirar al futuro, donde tendré que “entrenar” la paciencia para quedarme quieto unos días más y después volver con mucho cuidado para ver como evoluciona la inflamación. Pues la duda que me queda ahora es, donde esta el limite de esfuerzo al cual puedo someter a la zona afectada sin que vuelva a sangrar…

Otras dudas son ¿Cuando me recuperare? ¿Cómo sabre que estoy recuperado? ¿Me recuperare a tiempo de correr la maratón de GC? Y si me recupero antes ¿Tendré tiempo de prepararla? Todas estas dudas me hacen dudar de que pueda correr la maratón el 22 de Enero. Pero la mas importante para mi es, llegare con la zona lo suficientemente recuperada para aguantar el estrés muscular de aguantar esos 42km sin que se abran nuevamente esos vasos sanguíneos afectados…  

Por ahora me estoy mentalizando que no la correré, pues hoy por hoy me parece lo más sensato. Y si poco a poco veo que recupero la confianza, porque la cadera responde bien y me decido a correrla, será todo un regalo para mí.


domingo, 20 de noviembre de 2011

Se acabaron las vacaciones!!

Cuando no ha sido por una cosa ha sido por la otra, pero el comienzo de esta temporada no esta yendo tan bien como esperaba. Cuando había empezado a entrenar después de mi reposo obligado para recuperar mi abductor (El cual esta bastante mejor) sufrí una caída con la btt.

Sobre la caída estoy mejor también, aun me queda 1 semana para que me quiten la férula de mi dedo y ver como esta la fractura. Por lo que calculo que con suerte en unas 3 semanas aproximadamente podré volver a nadar y espero que en unas 4/5 ya este dando guerra con la bici de nuevo.

Por ahora me centro en correr, viendo que la inflamación de la cadera ha bajado y ya casi no duele me anime a subirme a la bici elíptica el miércoles y ver que tal. Tuve suerte y solo molesto al principio de la sesión la cadera. Lo cual me dio mucho animo y el jueves me fui a correr a la carretera de les aigües para hacer casi 15km con un ritmo medio de 5’20”.

Como era de esperar después de mi inactividad acabe con los gemelos bien cargados, por lo que el viernes salí a rodar suave para hacer recuperación activa y me salieron 10km a 5’21” con sensaciones muy buenas.

Ayer sábado toco descanso total y esta mañana aprovechando que la lluvia nos doy tregua salí a trotar nuevamente con la intención de probar si seria capaz de correr el domingo que viene la media maratón de montaña del CEC y me salieron 21,67km con 812m de desnivel+ acumulado a un ritmo medio de 5’29” donde intente un par de veces mantener el ritmo a 5’00” y me costaba.

Después al llegar a casa me lleve la sorpresa de ver que la cadera se me había inflamado un poco más de lo que estaba antes. Por lo tanto mañana tocara recuperación activa en la elíptica para no someter la cadera a impactos y ver como evoluciona la cadera.

Por lo demás, veo que mi ritmo por ahora es de 5’20” y mi objetivo es el de correr a 5’00” con vistas a la maratón de GC. Después si seré capaz o no de mantenerlos los 42,195km ya se vera.



miércoles, 16 de noviembre de 2011

¿Tiempo libre?

Tiempo libre = peligro!! Al no poder entrenar estos días, podría haber optado por hacer muchas cosas. Pero como uno es de idea fija, me he puesto a planear la temporada que viene.

Me he fijado 2 grandes objetivos, en Mayo una Ultramaratón de 83,3km en la isla de la Palma con 4415m de desnivel+ y 4110 de desnivel- acumulado (máximo 18horas) y mi primer medio Ironman en la isla de Menorca (1,9k swim + 90k bike + 21k run). Donde el objetivo no es otro que ser Finisher y poder pasarlo bien.

Para finales de este año estaba mirando de hacer alguna duatlón de montaña, pero como tengo el dedo he desechado la opción y empezare la temporada directamente con los duatlones de carretera. A los que añadiré algunas medias y maratones.

Por ejemplo en Marzo haré por primera vez 2 maratones en el mismo mes. A principios una de montaña (Transgrancanaria) que la usare como preparación para la Ultramaratón de Mayo. Y a finales la Maratón de Barcelona, para la cual no haré ninguna preparación especifica y que probablemente llegue con las piernas no muy frescas.

Se que puede sonar un poco a locura, pero todo tiene un porque y en mi caso hay 2 razones, la primera es para ir acostumbrándome a dosificar mi esfuerzo, nada de salir fuerte, sino todo lo contrario. Salir tranquilito y según se vaya calentando mi sistema, ver que soy capaz de hacer. Pues en el 2013 quiero hacer mi primer Ironman y cuando me baje de la bici después de 180km me tocara sufrir en la maratón. La segunda razón es porque si en la ciudad que vives hacen una maratón… tienes que correrla :)

Aun tengo que elegir los triatlones, donde este año quiero añadir mas olímpicos, pero eso ya lo haré con mas calma cuando se este acercando el verano.

Para más información sobre el calendario del 2012 podéis hacer click aquí o ir directamente al link que hay en el menú de la cabecera.

Sobre mi caída en la bici de este sábado, afortunadamente puedo decir que estoy mucho mejor. La inflamación de la cadera ha bajado bastante y ya casi no molesta al caminar, pero me ha dejado un bonito moratón. La parte positiva es que si puedo caminar, también podré trotar!! Así que mañana saldré con la intención de hacer unos 10k para ver las sensaciones. 

Foto 4 días después de la pierna derecha y pierna izquierda.

Inflamación de la cadera del primer día y 4 días después.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Un paso adelante y un paso atrás

Podrían ser los pasos de un baile pero es la descripción de cómo esta yendo mi recuperación.

Esta semana los entrenamientos no han ido muy bien, el martes fui a entrenar con los compañeros del club CET Distance subiendo y bajando escaleras con la mala suerte de torcerme levemente el tobillo derecho. Nada serio, pero lo suficiente para dar por acabada la sesión antes de tiempo.

El miércoles reposo total y el jueves cayeron 14km a 5’19”/km de media con muy buenas sensaciones. El viernes una hora de natación suave, donde pude ver que aun hay muchas cosas por mejorar, pero que voy por buen camino.

El sábado salí con Joan a entrenar con la btt por pista forestal con la idea de ir acostumbrando las piernas de nuevo. Hice unos 33km y salvo un pinchazo que tuve en la rueda trasera todo muy bien. Las sensaciones fueron buenas y el abductor no se quejo.

Joan y un servidor por la carretera de les aigües.
Pero después del entrenamiento volviendo a casa, tuve la mala suerte de tener un pequeño accidente con la bici. Donde afortunadamente solo me fracture un dedo de la mano izquierda y el resto quedo en simples contusiones. De las cuales tengo que destacar la sufrida en la cadera derecha, pues fue la que absorbió gran parte del aterrizaje y como consecuencia del impacto se me inflamo como unos 3cm imposibilitándome bastante el poder andar.

Después de la visita al medico.
Hoy domingo la cadera ya esta menos inflada y puedo caminar con menos molestias, el dedo fracturado al estar inmovilizado con una férula no molesta. El resto de contusiones y raspones van a mejor también.

Mañana iré a ver al traumatólogo para ver el alcance real del daño y de paso saber cuanto tiempo tendré que estar de reposo. Asumo que no podré nadar ni usar la bici por un mes aproximadamente, pero espero poder a salir a correr en breve, porque se me empieza a escapar el tren de la maratón de GC.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Bloqueos mentales

Es algo que siempre intento evitar, pero que mas de alguna vez me ha pasado y afortunadamente he podido resolver en carrera.

Corriendo me ha pasado un par de veces por agotamiento físico. Que ahora pueda recordar una vez haciendo un Trail de 27km y la otra en la maratón de Tromsø. En ambas sufrí lo que comúnmente se puede llamar como una pájara o darse contra el muro. La cuestión, es que tienes que buscar rápidamente razones positivas para querer continuar y no mandarlo todo al carajo.

Pues en ambas se me paso por la cabeza el pensamiento de que estoy haciendo yo aquí o que necesidad tengo yo de hacer esto. En ambas caí en la tentación de ponerme a caminar para recuperarme un poco físicamente, mientras hacia el trabajo mas duro, convencer a mi mente que había que seguir. Mi primera reacción fue, aun me queda mucho y si voy caminando se me va hacer interminable, porque abandonar... si no es por una lesión que me impida seguir nunca es una opción.

Y con algo tan simple como esto, al sentir la ansiedad de lo que me quedaba por recorrer y que se me iba hacer interminable, ya había convencido a mi mente de continuar. Lo único que necesitaba era decidir cuando iba a ponerte a trotar de nuevo. Porque las piernas aun pueden seguir, con mas o menos dolor, pero aun son capaces de continuar. Eso si, buscando un ritmo suavecito al principio hasta que el cuerpo encuentra su ritmo. Aquí es importante escuchar bien a tu cuerpo, porque con ese cansancio, normalmente viene también el acido láctico y aumentan las posibilidades de calambres.

La última experiencia corriendo con esa sensación de cansancio fue en el triatlón olímpico de Barcelona. Donde en la bici por no encontrar una rueda buena en muchas ocasiones, me puse a tirar por mi cuenta y gaste más energía de la debida. Cometí el error de tomar poca bebida isotónica y de solo tomar un gel porque me sentía bien en el momento. Lo cual pague corriendo, donde me sentí muy cansado desde el principio y pensé que se me pasaría pronto por lo que tampoco tome ningún gel, otro error.

En aquel momento no entendía bien que le estaba pasando a mi cuerpo, podía seguir trotando pero a poco que intentaba subir el ritmo notaba que se me acababa la pila. Pensé que tal vez debería de caminar un poco para recuperarme y después seguir corriendo. Pero esta vez mi apuesta fue distinta, mentalmente me convencí de que si corría suave, seria capaz de mantenerlo hasta el final de la carrera y funciono.

En este caso, ahora veo claro que me paso y es que me faltaba glucógeno en el cuerpo y a falta de tomar glucosa para producir energía rápidamente, forcé a mi cuerpo a metabolizar grasa para liberar la energía que necesitaba. Este proceso es mucho más lento para producir energía y me obligo a bajar la velocidad.

Viendo este pequeño análisis, entiendo porque se suele decir que en las carreras largas la primera parte se corre con las piernas y el resto con la cabeza. Pues cuando llega el cansancio (algo inevitable), hay que saber escuchar a tu cuerpo para ver hasta donde se le puede pedir para seguir. Cada cuerpo tiene límites distintos, pero soy de los que opina que con la preparación física y la motivación adecuada se puede conseguir cualquier reto. 

¿Que opináis vosotros? ¿Habéis tenido alguna experiencia similar? Si es así, ¿Cómo la habéis resuelto?

Mojado pero contento!!
Sobre la lesión y el reposo, parece que empiezo a sentirme mejor. Después del 16 de Octubre que fue cuando empecé con la rehabilitación he nadado un poco y salido a correr 3 veces. Hoy ha sido mi tercera vez y me toco un día lluvioso desde el minuto 0, donde a poco que subía el ritmo se me disparaban las pulsaciones y se me quejaban las piernas, pero acabe muy contento. El entrenamiento en números fue: 25’ caminando cuesta arriba para calentar, 10k en pista forestal plana en 46’09” y 3k trotando de relajación.