martes, 13 de septiembre de 2011

Back to the roots

Después de 3 triatlones y muchas horas de entrenamiento lejos de la montaña desde que termine el Trail de 100km por las molestias en el abductor. Decidí que ya era hora de volver a la montaña y es que antes de estar súper enganchado a correr y a los triatlones (si si, esto no hay quien lo pare)… el deporte que hacía era escalada y alta montaña.  Entendiendo como alta montaña picos que más o menos tengan 3000metros de altitud.

Hoy por hoy, he de reconocer que he dado mucho de lado a la escalada, pero a la alta montaña o simplemente al senderismo espero no darles nunca de lado. Pues me da mucha paz y tranquilidad, el estar lejos del ruido y estrés cotidianos. Afortunadamente ahora que vivo en Barcelona, tengo el privilegio de poder ir a los pirineos algunos fines de semana.

Así que aprovechando que tenía un fin de semana libre sin ninguna carrera, me puse de acuerdo con mi amigo Pere y nos planeamos la subida al Posets (3.371metros) desde Eriste de sábado a domingo. Lo que significaba madrugón tremendo para salir de Barcelona a las 4:00am y después de 4 horas de coche, llegar al aparcamiento del Estallo (1.450m) sobre las 8.00am y empezar a subir dirección Posets.


A la altura de la canal fonda giramos a la izquierda para subir primero las forquetas, (Forqueta mayor 3007m y Forqueta menor 3004m). Dos 3miles pequeñas con un poco de cresta y muy buenas vistas.


El plan ahora era bajar hasta el collado y subir también al forau de la neu y al pavots (dos 3miles más) pero mi amigo tenia pequeñas molestias en las rodillas, por lo que decidimos descansar en el lago y hacer vivac por allí cerca de unos 2400m. Asegurando así el éxito en la ascensión al Posets del día siguiente. Pues parece que no, pero llevar una mochila con unos 14kg en la espalda acaba cansando ;)


El domingo nos levantamos pronto y con los primeros rayos empezamos a caminar para hacer cima en el Posets sin mayores problemas. Es una subida larga y con una buena pendiente, pero nada técnica. Ya que si quieres puedes evitar la cresta y la subida se convierte en casi un camino real hasta su punto mas alto a 3.371metros, siendo este el segundo pico más alto de todo el pirineo.



Una vez conseguido el objetivo, ya solo nos quedaba la bajada al aparcamiento con unos 2000m aproximados de desnivel negativo y vuelta a casa con las pilas bien cargadas. Pues 2 días así en la naturaleza para mí equivalen a una semana de vacaciones.



7 comentarios:

  1. Que suerte tener tan cerca esa maravillosa cordillera llamada Pirineos. Me has dado mucha envidia.

    Y sigo alucinando contigo, despues de los 100 kms, un maratón y luego te enganchas a los triatlones... que bárbaro, cuanta energía tienes acumulada!

    Un saludo y gracias por tus muestras de apoyo en mi blog

    ResponderEliminar
  2. Jose, antes de nada, felicidades por esos triatlones, se ve que tienes una forma física espectacular, lo que haces no esta al alcance de cualquiera.
    Segundo, que pasada de montaña y que bonito y que suerte. Todo junto.

    ResponderEliminar
  3. Precioso recorrido, preciosas fotos. Dan ganas de atravesar la pantalla del ordenador y plantarsee allá. No todo va a ser correr...

    ResponderEliminar
  4. Jose algun dia espero acompañarte en alguna escapada de estas que te montas... me encanta la montaña, valla paisajes mas maravillosos.

    ResponderEliminar
  5. Qué fotos! espero que sigas disfrutando tanto de la montaña, yo estoy enganchada!

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito! qué suerte tienes de poder ir por esos parajes. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Wow, that is just beautiful! I have never been climbing before. I think it would be fun, but I would be scared to death!! Sounds amazing though!

    ResponderEliminar