lunes, 8 de agosto de 2011

Recuperando y entrenando

Después de la marcha de 70km me tomé unos días para descansar y pensar sobre el trabajo realizado hasta ese momento y el trabajo que nos quedaba por hacer, para llegar en mejores condiciones a los 100km.

La conclusión fue, que no es realmente necesario hacer tiradas muy largas para coger mucha resistencia. Que con una tirada larga a la semana por la montaña de unos 18/23km es suficiente. Eso sí, recomiendo que el día de antes de dicha tirada larga, no se salga a correr o hacer otro deporte que use el mismo grupo muscular para que las piernas lleguen frescas y rindan mejor. También es importante el día siguiente dejarlo de recuperación sin correr para que las piernas puedan absorber el trabajo hecho y se fortalezcan. Yo por ejemplo los lunes sólo iba a nadar por la mañana.

Con el trabajo realizado el domingo iba aumentando mi resistencia y durante la semana salía a correr 3 veces para mantener. Martes, miércoles y viernes, donde hacia unos 10/12km máximo con algo de cuestas y a veces uno de estos días hacía series.

Por lo cual la estrategia para los 100km iba a ser, correr a un ritmo más lento desde el principio, bajar las cuestas con más cuidado para no cargar tanto las rodillas y no dudar en caminar en las subidas. El precio a pagar con este plan es el tiempo que tardaremos en acabar, pero la recompensa será el poder disfrutar de todo el recorrido sin tanto sufrimiento.

Así con esta idea, volví a los entrenamientos el viernes de forma suave y a la semana siguiente para salir de la monotonía, aproveché para irme con mi novia a Noruega (Sjusjøen) una semana para hacer esquí de fondo. Mi excusa era que seguiría trabajando la resistencia, pero sin impacto en mis rodillas :)


Una vez allí aparte de pasarlo en grande esquiando, pude aprovechar para hacer alguna salida corriendo siguiendo las pistas de esquí. Pues después de que haya pasado la máquina que hace los tracks, deja la nieve muy compacta y se puede correr perfectamente sin hundirse en ella, pero con una sensación muy agradable.


También pude aprovechar para probar el material de invierno que tenía para correr, pues la temperatura durante toda la semana estuvo entre -2 y 3 grados. Aunque la sensación de frío era menor, pues al estar en el interior del país, el frío era seco. 



Sobre mis entrenamientos de natación, decir que ya llevaba varias sesiones en las que era capaz de nadar 1000metros en aproximadamente 1 hora, con muchas pausas, alternando estilos y con cierto sufrimiento. Pero no conseguía nadar más de 400metros seguidos, en los cuales siempre me veía obligado a nadar un poco de braza para descansar lo justo y poder seguir. Con lo que tomé la decisión de apuntarme en clases de mejora… no tenía nada que perder y mucho que ganar, pues necesitaba al menos ser capaz de nadar 750metros seguidos para poder atreverme a hacer un triatlón.

6 comentarios:

  1. Lanzado al estrellato que vas: Nadando, esquiando, corriendo ultras...

    8^)

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Bien, a seguir con esos entrenos que te llevarán lejos. Yo también descanso el día antes de la tirada larga aunque hay mucha gente que lo hace el día después.

    ResponderEliminar
  3. debe ser alucinante correr por la nieve!!!, Esto marcha!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Jose, muy interesante tu blog, lo de correr por la nieve es una pasada, yo lo he hecho en alguna ocasión y es ideal, ahora sí, tiene que estár compastada ó que sea una capa fina.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Que excelente eso de correr en la nieve,...aquí la mayoría de la gente no la ha visto en su vida.

    El plan que comentas pienso es acertado, en verdad que no hay que sumar tantos kilómetros, aunque para un 100km pienso si te vendría bien hacer algunos back to back,...correr 2 días seguidos con poco descanso, aunque veo que eres mas partidario de no hacer nada el día antes. Yo he practicado los back to back y dan mucha confianza, adicional a las jornadas largas de CACO, caminar - correr, haciendo paradas cada 25 minutos y 5 caminando, acostumbrar al cuerpo a volver a correr después de haber estado no en si parado pero si caminando.

    Un saludo y te sigo leyendo,
    FER

    ResponderEliminar
  6. Pues si, correr en la nieve es una sensación única. Si esta bien compacta y no pillas placas de hielo es una maravilla.

    Sobre los descansos, la verdad es que tengo que probar mas cosas a ver como responde el cuerpo. Ahora por ejemplo estoy haciendo recuperación activa los lunes ... a ver como sale, jeje

    ResponderEliminar