domingo, 19 de junio de 2011

Cursa Jean Bouin 2010 - objetivo bajar de 45'

Tenia bastantes ganas de correr esta cursa, pues era la ultima de 10k que iba a correr en el 2010 y quería bajar de los 45’. Pero estuve a punto de perdérmela por una tendinitis en zona pretibial de la pierna derecha.

Me explico, el fin de semana antes de la cursa me fui a jugar al squash y al padel con Enric. Donde cometí el error de llevarme unas bambas de futbol sala sin mis platillas, pues pensé que solo las necesitaba para correr. Pero justo después de ducharme y de camino a casa, ya me notaba las molestias.

Al día siguiente las molestias se convirtieron en dolor y tenia dificultades incluso para caminar, por lo que temiéndome lo peor fui al medico. Donde efectivamente me dijeron que tenía una tendinitis y que necesitaba tomar anti-inflamatorios y hacer reposo por 15 días. No os suena familiar esa solución? Es increíble, siempre es lo mismo, ya tengas una sobrecarga, una torcedura de tobillo o molestias en la rodilla…

Por lo que empecé a asumir que había perdido la oportunidad de correr mi último 10k del año y conseguir mi objetivo de bajar de los 45’ ese año. Entonces me acorde que me habían comentado en el club de montaña que había un fisioterapeuta llamado Oriol muy bueno en el barrio de gracia y pensé, de perdidos al río.

Tuve suerte y me dio hora para el martes, para mi sorpresa después de la primera sesión (ultra-sonidos, corrientes y masaje) me dijo que dejara de tomarte anti-inflamatorios, me puso una tira en la pierna, me mando reposo para el día siguiente y que fuese a trotar un poco el jueves a ver como me sentía. Me dio hora para el viernes y me dijo que no me preocupara.

No me lo podía creer, una sesión y ya me había mandado a trotar. Vale que no estaba al 100% pero las molestias casi habían desaparecido. Por lo que salí a hacer mi trote suave y volví a la consulta el viernes, donde me dio otra sesión con ultra-sonidos, corrientes, masaje y me puso otra cinta para que me durase hasta el día de la carrera. Me dijo que ya estaba bien, que podía correr sin problemas la cursa del domingo, que trotase suave el sábado para soltar piernas y que corriese sin miedo.

Llegado el día de la carrera, estuve calentando haciendo cambios de ritmo con Marc y Yannick, y la verdad es que me sentía genial. Estaba que no me lo creía, 6 días antes casi no podía caminar y ahí estaba calentando a tope gracias a Super Oriol!! (fisio de www.fisiomessalut.cat)

En la salida estaba con Andres, Oscar y Yannick, pues para variar entre ir al baño, guardaropa y demas, siempre perdemos a alguien. Según dan la salida, salgo a tope y veo que me sigue Yannick, lo cual me alegra bastante pues siempre me gusta ir acompañado.


En los primeros kilómetros tuve muchos pensamientos sobre el tendón de la pierna derecha y sin darme se me empezó a cargar el tendón de la pierna izquierda. Pero me dije a mi mismo que solo tenía que relajar las piernas y correr nivelando bien el esfuerzo, que no podía ser que me hubiese lesionado en tan solo 2 kms.

Dichas molestias me sirvieron para controlar el ritmo y aproximadamente en el km 3 me empecé a sentir mejor, momento en el que Yannick se empezó a quedar atrás y aproveche para subir ligeramente el ritmo pasando por el km 5 en 21’42”.

Entre el km 5 y 7 me sentía muy bien, se me habían quitado las molestias en la pierna izquierda y la derecha seguía perfecta. Me sentía que iba sobrado y que podía subir el ritmo un poco. Pero afortunadamente no lo hice, porque en los 2 últimos kilómetros me notaba que se me estaba acabando la gasolina y en lo único que podía pensar era en mantener el ritmo.

En esos momentos desconocía en que tiempo estaba corriendo, pues iba sin reloj, pero tenia la sensación de que si conseguía mantener el ritmo conseguiría mi objetivo de bajar la barrera de los 45’. Aunque he de reconocer que se me estaban haciendo larguísimos los últimos kilómetros y no sabia si podría aguantar el ritmo, hasta que llegue a plaza España y pude visualizar la meta… es extraña la sensación, pero en esos momentos se acaba el dolor y te invade una sensación de felicidad como si ya hubieses acabado.

Por lo que aproveche ese efecto para subir el ritmo en los últimos 400m y cuando estaba lo suficientemente cerca para ver el reloj de la organización y vi que iba a cruzar la línea de meta por debajo de los 44’ no me lo podía creer, la sensación de felicidad y satisfacción que me recorría todo mi cuerpo fue increíble. Aun no sabia que mi tiempo real había sido 43’06” pero sabia que había conseguido mejorar mi mejor marca y que no solo había logrado mi objetivo de bajar de los 45’, sino que había bajado de los 44’… no podía ser mas feliz.

Así que como manda la tradición, después de la cursa me fui al bar mas cercano con mis amigos que también habían corrido la cursa y celebramos que habíamos terminado una mas y comentamos nuestras sensaciones con una caña bien fresca.

7 comentarios:

  1. Ya a llovido desde esa marca.. espero que en este tiempo la hayas podido mejorar.
    JOSE al final llevare un cinturón de hidratacion ya haré una entrada para que lo veas

    ResponderEliminar
  2. ole gran carrera, parece milagroso como el fisio en una sesión te ha puesto a punto!! El ritmo genial.., tiempazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Ese fisio hizo milagros...Gran carrera!!! y buena crónica aunque sea con un pelín de retraso

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pues si, la carrera fue buena.
    Pero el descubrimiento del físio, no tiene precio!!
    Se acabaron las semanas de reposo por una simple carga o molestia :)

    ResponderEliminar
  5. Felicitaciones! Es bueno cuando corren bien. En España, hay muchas fisioterapeutas? En los Estados Unidos, usamos "chiropractors" de deportivos mucho. (Perdon mi español. Estoy estudiando español!)

    ResponderEliminar
  6. Hola Teri, no te preocupes por tu español es muy bueno.
    Cierto es que aquí se usan mucho los fisioterapeutas, pero ahora cada vez mas se escucha que la gente usan los quiroprácticos también.

    ResponderEliminar