lunes, 9 de mayo de 2011

Evolución de la lesión

Después de mucho “condrosulf”, mi rodillera y reposo, las molestias habían desaparecido o eso creía yo, pues había dejado de correr.

Con mis ánimos renovados, me plantee hacer una caminata por Montserrat con unos amigos (Enric, Toni, Andrés y su novia Basia) para ver que tal iba realmente. En la subida muy bien, no noto molestias. Pero al final de la bajada, nos pusimos a correr Andrés, Enric y yo hasta llegar al monasterio. Tristemente me di cuenta que aun no estaba recuperado, ya que aparecieron nuevamente las molestias.

Pase una semana más de total reposo y me fui de vacaciones a Noruega con mi novia, mi hermana y su novio, donde disfrute de unos paisajes impresionantes. Visitamos muchos fiordos, caminamos por un glacial y pasamos por ciudades tan conocidas como Bergen o Geiranger. De ahí nos fuimos a Oslo, donde mi hermana y su novio se volvieron a Las Palmas y yo me quede unos días más.


Mi plan después de tanta tranquilidad tanto física como mental, era ir a Sjusjøen, una de las mejores zonas de Europa para hacer esquí de fondo, que en verano es perfecto para salir a correr y así ver mi evolución. Desgraciadamente después de 5 min de trote muy suave, volvieron las molestias y mi moral se me vino abajo. Pues no veía un fin próximo para esta lesión.

Como anécdota diré, que cuando estábamos en Sjusjøen, tuvimos la suerte de ver pasar la prueba ciclista Birkebeiner, que salen desde Rena y acaban en Lillehammer con un recorrido de 94,6 km. Había un ambiente muy bueno y mucha gente animando, aunque estaba cayendo el diluvio universal ese día.

Vuelta a Barcelona, visite de nuevo al traumatólogo y le conté como iban mis progresos. Para gran sorpresa, cuando yo no acababa de ver la luz al final del túnel, me dijo que las molestias eran normales. Que después de tanto reposo, había perdido musculatura alrededor de la rodilla y que necesitaba empezar a ejercitarla poco a poco.

Solo me permitió que corriese en llano y si notaba dolor que parase! Pero si solo eran molestias que no me preocupase. Eso si, que siempre usase la rodillera y siguiese tomándome la medicación

5 comentarios:

  1. Eso si que son buenas vistas.. eres un todo terreno... si te juntas con el abuelo.. seria un no parar.... supongo que la lesión esta olvidada?
    siempre que hay lesión de rodilla hay que fortalecer cuadriceps.. con ejercicios específicos para los mismos... pero ojo que no todos los ejercicios van bien.

    ResponderEliminar
  2. Fantásticas vacaciones. Según lo que cuenta el traumatólogo, en breve estarás otra vez reinando en el asfalto. Animo,

    ResponderEliminar
  3. Maier, si nos juntamos ... sería como juntarse el hambre con las ganas de comer. Aunque me gusta la idea.
    Eso si, esta semana me la tomo para recuperar el Trailwalker del Fin de semana, pero en las siguientes me apunto a un bombardeo!! Jeje
    Gonzalo, esas palabras del médico me dieron mucha energía para volver a entrenar, pues realmente estaba bajo de moral.

    ResponderEliminar
  4. Hola Jose, gracias por tu comentario. Voy sigiendo tu blog, porque viendo el camino que llevo, je,je, puedo aprender mucho. Estoy deseando que llegues al capítulo de los 100 kms ;D

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Gracias por si seguir el blog y animo para seguir por ese camino. A mi personalmente me encanta correr por la montaña.

    ResponderEliminar