viernes, 8 de abril de 2011

La cursa de montaña (Cursa Per Collserola)

El gran día llego y para darle más emoción llegamos un poco tarde para recoger el dorsal y la típica bolsa con obsequios. Por lo que el calentamiento esta vez lo hicimos corriendo de un lado al otro para coger las cosas y dejar lo que no era necesario en el guardarropa.

Nos situamos en la salida justo antes de que empezara la cursa y enseguida se puede apreciar una de las primeras diferencias entre las cursas de montaña y las de ciudad. El número de participantes es mucho menor, no llegaba a 300 personas y la verdad es que se agradece. Pues no me imagino a 18000 corredores por la montaña sin destrozarla.

Otra gran diferencia es que al dar la salida solo unos pocos salieron como balas, el resto iban muy tranquilos, aun siendo el primer kilómetro cuesta abajo. Lo que me hacia pensar que si esta gente que tenían mas experiencia en este tipo de carreras van así de despacio, es porque lo que nos esperaba iba a ser bastante duro. Por lo cual me obligue a ir un poco frenado y seguir el ritmo del pelotón.

Una vez acabado el primer kilómetro empezamos a subir y no pararíamos de subir hasta el kilómetro 7, superando un desnivel positivo de unos 200 metros aproximadamente. Por aquel entonces descubrí otra cosa, correr por la montaña es otro mundo. Lo primero la gente es mucho mas amable, por ejemplo si vas por un sendero estrecho y se dan cuenta que vienes por detrás subiendo algo mas rápido que ellos, hacen lo posible por apartarse y dejarte pasar.

Otra cosa que me gusta mucho es que vas con más calma, aun teniendo muy poca experiencia en carreras urbanas, la sensación que tenia de ellas es que vas mucho más a saco desde el principio. Aquí sin embargo vas más suave para ir guardando energía para la siguiente subida, preocupándote solo de disfrutar la naturaleza que te rodea y acabarla sin importante el tiempo.

Volviendo a la carrera, en la subida me note bastante cómodo y sin mirar atrás puse mi ritmo y empecé a distanciarme gradualmente de mis amigos hasta perderlos de vista. Cuando llegue al avituallamiento que estaba en la cima, pare para beber agua y comer un poco de fruta, haciendo algo de tiempo para esperarlos y hacer la bajada juntos. Al no verlos llegar, empecé a bajar despacio hasta que me alcanzaron. Momento en el que apreté un poco para disfrutar de la bajada que era preciosa, senderos estrechos que invitaban a subir el ritmo. Nos lo pasamos en grande, al principio haciendo lo posible por esquivar los charcos y al final a saco, que gozada!!

Sin darnos cuenta llegamos al kilómetro 12, la parte psicológica ya estaba superada y en la física me encontraba con muy buenas sensaciones en las piernas. Todo esto unido al precioso paisaje del valle que estábamos cruzando, me animo a subir un poco el ritmo y volver a despegarme de mis amigos. Cuando ya parecía que aquello se estaba acabando, el circuito me guardaba una ultima sorpresa. Los últimos 600 metros eran todo subida y yo no me había guardado nada dentro. Por lo cual me toco volver a sufrir en los últimos metros para cruzar la línea de meta en 1h 10min, llevando una velocidad media de 5:04 pKm.

Resumiendo, una experiencia maravillosa la de correr por la montaña, que aun se vería mejorada al ver el avituallamiento que tenían preparado en la meta. Unas butifarras buenísimas, pan con tomate, sandia, helado, bebidas energéticas, agua, etc. Por si esto fuese poco también había servicio de masajes y con poca gente haciendo cola. Lo dicho una experiencia que me gano el corazón!!

4 comentarios:

  1. Jose esta cursa es la que acaba en la piscina? pues yo también la he corrido.. es muy bonita,si es la misma claro esta.
    Mañana nos vemos en las bombers?

    ResponderEliminar
  2. Hola Maier, pues si que acaba en la piscina y me pareció muy bonita, así que tiene que ser la misma. Cuando la corriste tu?
    Mañana saldré del cajón sub45, justo detrás del tuyo. Así que estaremos bien cerca :)
    A ver si hay suerte y nos vemos, si no, mucha suerte y a pasarlo bien!!

    ResponderEliminar
  3. Madre mía Jose, solo leer el título de tu blog y me ha entrado flato.
    Aquí tienes un seguidor más.
    Salu2-G

    ResponderEliminar
  4. Hola Guillermo,
    Yo cada vez que pienso en lo que se me viene encima ... me tiemblan las piernas, jeje.
    Saludos y bienvenido!!

    ResponderEliminar