domingo, 17 de abril de 2011

Fin de semana con 2 cursas (Cursa El Corte Inglés)

Como ya es costumbre me levanto pronto para poder desayunar 3 horas antes de la cursa, mi café con leche (de soja), mi sándwich y mis cereales con Gofio (Y es que sin el gofio no saben igual los cereales).


Según me voy despejando, empiezo a notar que las molestias se han ido y decido correr esta cursa atípica. ¿Por que digo atípica? … por ejemplo, es la única carrera en la que he visto a un corredor ir acompañado por su perro el cual portaba un dorsal también o donde se puede ver a una persona con su dorsal y su tabla de surf!! Si si, habéis leído bien, yo también me quede descolocado.

Digamos que esta cursa si no sales por el lado de los corredores que llevan el chip, te enfrentas a la multitud. Cuando dieron la salida había tanta gente por delante de nosotros que tardamos unos 7 minutos en cruzar la línea de salida. Lo cual no suele ser un problema pues hasta que no pisas el detector del chip no te empieza a contar tu tiempo real. Pero en esta carrera una vez cruzas la línea de salida tienes que literalmente caminar otros 2 minutos mas como mínimo pues no se puede correr.

Finalmente encontramos un hueco para salir del pelotón donde nos encontrábamos encerrados y empezamos a trotar haciendo eses para adelantar como podíamos. Pero en muchos tramos las calles eran estrechas y no había mas remedio que bajar el ritmo pues te encontrabas con muros humanos. Digamos que este podría ser el resumen de los primeros kilómetros de la cursa, hasta que llegamos a la zona de Montjuic, donde encontramos mas espacio y empezamos a correr mas sueltos.

Creo que fue este el momento en el que empiezo a sentir molestias en el tendón pretibial. Hice algunos cambios de ritmo para ver si cambiando el gesto se me pasaban, pero no fue así. Pensé en abandonar si el dolor aumentaba, pero bajando un poco el ritmo conseguí mantener las molestias bajo control. Llegando así al estadio de Montjuic, que aunque había un cuello de botella tremendo para entrar y salir de el, he de decir que fue la parte que mas me gusto de todo el circuito. Pues das una vuelta a la pista de atletismo y la sensación de correr por ese tartán azul recién puesto para el Europeo de Atletismo fue maravillosa, sientes que vas volando por lo acolchado que esta. Te entran ganas de dar alguna vuelta extra!!

A partir de ahí, el recorrido era casi todo bajada y plano por lo que mi mente me pide subir el ritmo y poder acabar lo antes posible con mis molestias. Menos mal que Marc no tenía su mejor día, probablemente por el esfuerzo del día anterior y estaba hiendo un poco más lento, ayudándome así a bajar el ritmo para ir juntos y no dañarme más la pierna.  


 Al cruzar la línea de meta la única sensación que tengo es de alivio, porque al parar se calman mis molestias en la pierna. Pero esta vez no desaparecen al rato de haber parado, incluso después de estirar siguen ahí. Aun así no le doy mayor importancia y me voy con mis amigos a celebrar que hemos acabado una carrera mas tomando unas cervezas. Es ahí, cuando después de haberme enfriado por completo me levanto para irme a casa y me encuentro que casi no puedo caminar de lo que me duele la pierna…

2 comentarios:

  1. Jose estas carreras, son para ir con la familia.. porque correr, correr se puede poco.. hace tiempo que no la hago y si quieres que te diga la verdad no se ni el recorrido.
    El domingo voy a Canovellas de 15km

    ResponderEliminar
  2. Eso me dijeron mis amigos, que era en plan familiar y que se llenaba de gente mayor caminando … pero no me lo podía creer, pensé que eran un poco exagerados.
    Así que me arriesgue y fui, pero ya no me vuelven a pillar, jeje.

    La cursa de Canovelles no la conocía y tiene buena pinta. Si consigo cambiar mi entrenamiento de tirada larga con el quipo para el viernes, nos veremos allí :)

    ResponderEliminar